Los niveles atmosféricos de dióxido de carbono están aumentando y como consecuencia de ello nuestro planeta se está calentando más de lo conveniente. Un modo de deshacerse de este exceso de dióxido de carbono es usarlo como materia prima para fabricar productos útiles, siguiendo un proceso comparable en algunos aspectos al que siguen los vegetales para producir oxígeno a partir del dióxido de carbono.

Este es el objetivo de los procesos de fotosíntesis artificial en cuyo desarrollo trabajan diversos equipos de investigación en distintas partes del mundo.

La fotosíntesis artificial emula el proceso natural de la fotosíntesis para convertir la luz solar, el agua y el dióxido de carbono en productos útiles como los carbohidratos y el oxígeno. El problema es que las tecnologías actuales solo pueden producir moléculas con 1 átomo de carbono. Estas moléculas son demasiado endebles para ser utilizadas en la producción de materiales más complejos. Las condiciones experimentales estándar no han sido lo bastante estables como para permitir que se formen moléculas con enlaces de más de un átomo de carbono.

Takayuki Katagiri y Yutaka Amao, de la Universidad de la Ciudad de Osaka en Japón, han descubierto que la simple adición de iones metálicos como los del aluminio y el hierro es suficiente para permitir la producción de ácido málico, que contiene 4 átomos de carbono.

“Me sorprendió que la solución se encontrara en algo tan común como por ejemplo los iones de aluminio” confiesa Katagiri.

“Nuestro objetivo es crear grupos de moléculas con hasta 100 átomos de carbono” explica Amao. “Entonces podremos finalmente explorar a fondo las posibilidades de usar el dióxido de carbono como materia prima”. (Fuente: NCYT de Amazings)

https://noticiasdelaciencia.com/art/39715/retirar-dioxido-de-carbono-y-elaborar-materiales-complejos-con-el