En cambio, inhalar y exhalar por vía bucal alteraría la reactivación y el fortalecimiento de la memoria.

El tipo de respiración influye en la consolidación de la memoria. Un estudio reciente, publicado por la revista Journal of Neuroscience, así lo concluye: respirar por la nariz, en vez de por la boca, permitiría recordar mejor estímulos sensoriales previos.

La investigación se realizó en humanos. Johan N. Lunsdtröm y su equipo, del Instituto Karolinska de Estocolmo, reclutaron 24 voluntarios de ambos sexos, sanos y jóvenes, de entre 19 y 25 años de edad.

En la primera fase del experimento, los participantes percibieron 12 olores distintos, que debieron memorizar. A continuación reposaron durante una hora. A lo largo de este período, la mitad de ellos respiró únicamente por la nariz, mientras que el 50 por ciento restante inspiró y expiró solo por la boca. Finalmente, los sujetos olfatearon 12 olores desconocidos, junto con los 12 estímulos olfativos previos.

Según los resultados, aquellos participantes que respiraron por vía nasal durante el período de consolidación de la memoria mostraron una mayor capacidad para recordar los olores familiares.

El diseño de la investigación permitió a los investigadores evaluar la influencia de otros factores que pudieran afectar la percepción de los participantes. Así pues, se descartó que la concentración en el tipo de respiración, es decir, el esfuerzo de mantener de forma constante la entrada y salida de aire por una única vía, alterara la atención de los participantes; y por consiguiente su capacidad memorística.

En mamíferos, el ciclo respiratorio influye en el ritmo de la actividad eléctrica del hipocampo, una región cerebral implicada en el almacenamiento de los recuerdos. Las oscilaciones causadas por la inspiración y la expiración nasal participan en la transferencia de información entre las redes neuronales sensoriales y la memoria. Sin embargo, la respiración bucal parece interrumpir estas fluctuaciones, hecho que perjudicaría la función memorística.

Para Lunsdtröm y sus colaboradores, su trabajo corrobora la importancia de la respiración en la modulación de las funciones cognitivas. Futuros experimentos intentaran dilucidar los mecanismos responsables de esta observación.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Respiration modulates olfactory memory consolidation in humans», de A. Arshamian et al., en Journal of Neuroscience, publicación avanzada en internet el 22 de octubre de 2018.

https://www.investigacionyciencia.es/noticias/respirar-por-la-nariz-para-recordar-mejor-16875