La convivencia lleva a un aumento de peso, tanto en hombres como en mujeres. A esta conclusión han llegado investigadores de la Universidad de Mannheim tras analizar los datos de casi 21.000 ciudadanos alemanes de ambos sexos correspondientes a un período de 16 años. Según informa el equipo en Health Psychology, las parejas que se mudan juntas ganan cerca del doble de peso en los primeros cuatro años. Estos resultados arrojan luz sobre el porqué las parejas que conviven pesan, en promedio, más que las solteras. Al contrario de lo que se pensaba, el aumento de peso no se encuentra relacionado con el estado civil, sino con los cambios en el estilo de vida que conlleva vivir en pareja, señalan los autores.

Para su investigación, los científicos se basaron en los datos del Panel Socioeconómico Alemán, un estudio del Instituto Alemán de Investigación Económica que recoge la información obtenida a partir de las encuestas que, desde 1984, se efectúan de manera periódica en 12.000 hogares del país.

Menos kilos tras la separación

Jutta Mata, autora principal del trabajo, y su equipo hallaron también que cuando las parejas se separan, el índice de masa corporal (relación entre peso y altura) tiende a disminuir hasta los valores antes de la cohabitación, tanto en hombres como en mujeres. En otras palabras, el peso de más ganado durante la convivencia desaparece. Esa pérdida de kilos inicial sucede, sugieren los autores, porque los sujetos que vuelven a buscar pareja deciden adelgazar para estar más atractivos.  Sin embargo, a largo plazo, el peso tiende a aumentar en ambos sexos.

Lars Fischer/ Spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «How cohabitation, marriage, separation, and divorce influence BMI: A prospective panel study», de Jutta Mata et al. en Health Psychology, vol. 37, n.o 10, pags. 948-958, octubre de 2018.

https://www.investigacionyciencia.es/noticias/por-qu-vivir-en-pareja-engorda-16836