Los casos de coronavirus en el mundo ascienden ya a más de 15 millones, y en las últimas dos semanas se han visto brotes asociados con clubes nocturnos y otras reuniones sociales. Los expertos de la agencia de la ONU para la salud aseguraron que a pesar de que las personas quieran seguir con sus vidas, no se volverá a “la vieja normalidad” en un futuro cercano, por lo que hay que acostumbrarse a vivir tomando decisiones que garanticen la salud de todos.

El director de la Organización Mundial de la Salud pidió este jueves a todos los ciudadanos que piensen en sus elecciones diarias sobre el COVID-19 como “decisiones de vida o muerte” y apeló a la responsabilidad individual para acabar con la pandemia de COVID-19.

“La pandemia ha afectado la vida de miles de millones de personas. Muchos han estado en casa por meses. Es completamente comprensible que las personas quieran seguir con sus vidas. Pero no volveremos a la “vieja normalidad”. La pandemia ya ha cambiado la forma en que vivimos nuestras vidas. Parte de adaptarse a la “nueva normalidad” es encontrar formas de vivir nuestras vidas de manera segura”, explicó Tedros Adhanon Gebreyesus.

El doctor Tedros recordó que mientras el virus siga circulando todo el mundo está en riesgo, pero se puede vivir de manera segura de acuerdo con el lugar y las circunstancias.

“Se trata de tomar buenas decisiones. Estamos pidiendo a todos que tomen las decisiones sobre dónde ir, qué hacer y a quién ver como si fueran decisiones de vida o muerte; porque lo son. Puede no ser tu vida, pero tu elección puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de alguien a quien amas o de un extraño”, dijo.

El director informó que en las últimas dos semanas se han visto brotes asociados con clubes nocturnos y otras reuniones sociales, incluso en lugares donde se había suprimido la transmisión.

“Si usted como individuo tiene la oportunidad de evitar ir a un club nocturno, tal vez no debería hacerlo. Tienden a ser las zonas rojas de transmisión ahora mismo. La solución tampoco es cerrarlos todos, pero tenemos que abordar esto con datos, para saber dónde está el virus, dónde están las oportunidades del virus para trasmitirse. Si está sucediendo en ciertos lugares, tal vez sea necesario cerrarlos por un tiempo”, agregó durante su conferencia de prensa habitual la doctora Maria Van Kerkhove, líder técnica de la OMS.

Van Kerkhove aseguró que cada persona tiene una decisión individual de pensar “si hace algo o va a alguna parte”.

“Hay muchas cosas que las personas quieren hacer ahora, que queremos hacer nosotros también, pero no son cosas necesarias para mantener a nuestra familia viva y sana. Tenemos que hacer algunos sacrificios por los trabajadores esenciales que se ponen en riesgo cada día para ayudar a los negocios a sobrevivir, y por los trabajadores de salud. Tenemos todos un papel que cumplir y tomar decisiones basadas en el riesgo”, añadió.

ONU
La ONU ha emitido sellos para apoyar los esfuerzos de la Organización en la comunicación de mensajes para luchar contra la pandemia y de COVID-19 y unir a todo el mundo en contra de ella.

Rebrotes en España

Preguntados por los rebrotes en España y otros países que han suprimido la transmisión, los expertos de la Organización dijeron que son algo esperado tras levantarse un confinamiento y que lo importante es reaccionar rápido para identificar los casos, aislar a los contactos y actuar con precisión, evitando restricciones masivas para la población.

“Los países que salen de confinamientos, incluso con niveles bajos de la enfermedad, experimentarán casos y grupos de casos. España ha reaccionado rápido y bien y la incidencia es baja. Pero aún así tenemos que lidiar con algunos grupos de casos”, señaló Michael Ryan, el director de emergencias de la OMS.

Al respecto, Tedros recordó que el hecho de que los casos estén en un nivel bajo en determinado lugar no significa que los ciudadanos vayan a estar seguros si bajan la guardia.

“No esperes que alguien más te mantenga a salvo. Todos tenemos un papel que desempeñar en la protección de nosotros mismos y de los demás”, aconsejó.

ONU Argentina / Santiago Mele
Un hombre habla por teléfono usando una pantalla para protegerse del COVID-19 en Buenos Aires, Argentina.

Se necesita liderazgo

El director informó que más de 15 millones de casos de COVID-19 ya han sido reportados a la OMS, así como casi 620.000 muertes.

Aunque todos los países se han visto afectados, se sigue viendo una transmisión intensa en un grupo relativamente pequeño de países.

“Casi 10 millones de casos, o dos tercios de todos los casos a nivel mundial, son de 10 países, y casi la mitad de todos los casos reportados hasta ahora son de solo tres países”, explicó.

Tedros reiteró que el liderazgo político y la participación de la comunidad son los dos pilares básicos de la respuesta.

“Una de las herramientas que los gobiernos pueden usar es la ley, no para forzar, sino para proteger la salud y proteger los derechos humanos”, dijo, pero recordó que es aún más poderoso dar a las personas la información que necesitan para protegerse y proteger a los demás.

Tedros pidió a los ciudadanos que se informen sobre la situación local, así como sobre cuántos casos se reportan diariamente. También les recordó que siempre deben mantener al menos un metro de distancia con otras personas, seguir lavándose las manos con frecuencia y seguir los consejos de las autoridades.

“No importa dónde viva o la edad que tenga, puede ser un líder en su comunidad, no solo para derrotar la pandemia, sino para reconstruir mejor. En los últimos años, hemos visto a jóvenes liderar movimientos de base para el cambio climático y la igualdad racial. Ahora necesitamos que los jóvenes comiencen un movimiento global por la salud, por un mundo en el que la salud sea un derecho humano, no un privilegio”, concluyó.

Fuente: https://news.un.org/es/story/2020/07/1477851