Unos científicos han encontrado fuertes retroalimentaciones entre la atmósfera y la vegetación que, según las conclusiones de la investigación, explican hasta el 30 por ciento de la variación en las precipitaciones y en la incidencia de la radiación en la superficie. El estudio abre una vía que podría mejorar de las predicciones meteorológicas estacionales.

 

El equipo de Pierre Gentine y Julia Green, de la Universidad de Columbia en la ciudad estadounidense de Nueva York, ha analizado observaciones globales por satélite y todo parece indicar que la vegetación altera el clima y los patrones del tiempo meteorológico hasta en un 30 por ciento. Usando un nuevo enfoque, los investigadores encontraron que las retroalimentaciones entre la atmósfera y la vegetación (la biosfera terrestre) pueden ser bastante fuertes, explicando hasta ese 30 por ciento de variabilidad en la precipitación y la radiación en la superficie.

 

Este estudio es, hasta donde saben sus autores, el primero en examinar las interacciones entre biosfera y atmósfera usando datos puramente de observación, y podría mejorar mucho las predicciones meteorológicas y climáticas esenciales para la gestión de cultivos agrícolas, la seguridad alimentaria, los suministros de agua, las sequías y las olas de calor.

La vegetación puede afectar al clima y a los patrones meteorológicos debido a la liberación de vapor de agua durante la fotosíntesis. Dicha liberación de vapor en el aire altera los flujos de energía en la superficie y promueve la formación de nubes. Las nubes alteran a su vez la cantidad de luz solar, o radiación, que puede alcanzar la superficie de la Tierra, afectando al equilibrio energético del planeta, y en ciertas áreas ello puede llevar a precipitaciones. Pero, hasta el nuevo estudio, la comunidad científica no había conseguido cuantificar con suficiente exactitud mediante observaciones cuánto puede afectar la fotosíntesis, y la biosfera más en general, al tiempo meteorológico y al clima.

http://noticiasdelaciencia.com/not/24616/la-vegetacion-cambia-el-clima-en-un-30-por-ciento/