11 Marzo 2019

Coincidiendo con el inicio de la Cuarta Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA-4), el Consejo Internacional de Asociaciones Químicas (The International Council of Chemical Associations, ICCA) ha presentado hoy un análisis de las contribuciones de la industria química a la economía global: The Global Chemical Industry: Catalyzing Growth and Addressing Our World’s Sustainability Challenges (La Industria Química Global: Catalizando el Crecimiento y Abordando los Desafíos de Sostenibilidad en el Mundo). Según el informe, la industria química provee a casi todos los sectores manufactureros, con una contribución estimada de 5,7 billones de dólares al Producto Interior Bruto (PIB) mundial de forma directa, indirecta e inducida, equivalente al siete por ciento del PIB mundial y contribuye a crear 120 millones de puestos de trabajo en todo el mundo.

“Las innovaciones desarrolladas y producidas por la industria química, presente en todo el mundo desde tiempos inmemoriales, han ayudado a cambiar el rumbo de la historia de la humanidad. La industria química se ha convertido en una parte integral de la economía global y un habilitador crítico de tecnologías que mejoran la calidad de vida de las personas en todo el mundo”, afirmó Cal Dooley, Secretario del Consejo de ICCA y Presidente y CEO del American Chemistry Council (ACC). “Este informe deja claro que la industria química contribuye de manera insustituible al PIB mundial, es una fuente de oportunidades de empleo cualificado y un facilitador fundamental del progreso en los aspectos ambientales, sociales y económicos del desarrollo sostenible, tal y como se refleja en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.”

Algunas conclusiones clave del informe:

  • La industria química aportó 1,1 billones de dólares al PIB mundial de manera directa y dio empleo a 15 millones de personas, lo que lo convierte en el quinto mayor sector manufacturero mundial.
  • Por cada dólar generado por la industria química, se generan otros 4,20 dólares en otros sectores de la economía global.
  • Las compañías de la industria química destinaron en 2017 unos 3 billones de dólares a la compra de bienes y servicios para la fabricación de sus productos. Se estima que esta inyección en la cadena de suministro contribuyó con 2,6 billones de dólares al PIB global y respaldó 60 millones de empleos.
  • La industria química mundial invirtió alrededor de 51.000 millones de dólares en Investigación y Desarrollo (I+D), proporcionando 1,7 millones de empleos y 92.000 millones de dólares a la actividad económica.
  • El mayor contribuyente al PIB y al empleo del sector es la industria química de Asia-Pacífico, que genera el 45% del valor económico anual de la industria y el 69% de los empleos. Le sigue Europa, con una contribución de 1,3 billones de dólares al PIB global y 19 millones de empleos. La industria química en América del Norte contribuye con 866.000 millones de dólares al PIB global y genera 6 millones de empleos.

“Este nuevo análisis subraya el papel esencial de la industria química en el impulso del crecimiento económico y la creación de oportunidades para millones de personas en todo el mundo, pero el impacto de la industria química va más allá del valor económico”, apuntó Marco Mensink, Director General del Consejo Europeo de la Industria Química (Cefic). “Trabajamos en colaboración con las Naciones Unidas para el Medio Ambiente a través del Enfoque Estratégico para la Gestión de Productos Químicos (SAICM) y estamos profundamente comprometidos con la creación de procedimientos para gestionar de manera segura los productos químicos en cuanto a la producción, el transporte, el uso y su eliminación. Para ello, hemos llevado a cabo más de 230 talleres en 45 países.”

ICCA encargó a Oxford Economics una evaluación detallada de las contribuciones de la industria química a la economía global. El informe pretende examinar el alcance total de la huella económica de la industria química: la producción de productos químicos respalda la actividad no solo en la propia industria (impacto directo), sino también en una amplia gama de sectores a lo largo de la cadena de suministro (impacto indirecto a través de la adquisición de bienes intermedios) y por el efecto de los salarios (impacto inducido por las nóminas vía el gasto de consumo de los trabajadores empleados por la industria y sus proveedores).

“Los productos que fabrica la industria química cambian la vida de las personas, ya que proporcionan agua limpia, posibilitan fuentes de energía renovable, atención médica avanzada, suministro estable de productos alimenticios, tecnologías de reciclaje y mucho más”, aseguró Hiroshi Watanabe, Director General de la Asociación de la Industria Química de Japón (JCIA). “Al plasmar el valor económico de nuestras operaciones, nuestra investigación y nuestros productos, podemos ver en toda su dimensión el impacto positivo de nuestra industria en la sociedad actual y el importante papel que desempeñamos al posibilitar un camino hacia un futuro más sostenible”.

Para obtener más información y descargar este informe: www.icca-chem.org/EconomicAnalysis/. Para obtener más información sobre las contribuciones de ICCA a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, visite www.icca-chem.org/SDGs.