Unos científicos han desarrollado un nuevo dispositivo ponible (que se puede llevar puesto) con bajo coste y que aprovecha el cuerpo humano usándolo de batería eléctrica.

 

El dispositivo, creado por el equipo internacional de Jianliang Xiao, de la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos, es lo suficientemente elástico como para poder llevarlo como un anillo, una pulsera o cualquier otro accesorio que toque la piel. Aprovecha el calor corporal natural de la persona, empleando generadores termoeléctricos para convertir la diferencia entre la temperatura interna del cuerpo y la ambiental en electricidad.

 

Estos dispositivos pueden generar alrededor de 1 voltio por cada centímetro cuadrado de piel, es decir, menos voltaje por área que el que proporcionan la mayoría de las baterías existentes, pero suficiente para energizar aparatos electrónicos como relojes o medidores de rendimiento deportivo.

 

Xiao y sus colegas calcularon, por ejemplo, que una persona paseando a paso rápido podría utilizar un dispositivo del tamaño de una pulsera deportiva típica para generar unos 5 voltios de electricidad, que es más de lo que pueden suministrar las baterías de muchos relojes. El equipo de Xiao expone los detalles técnicos de su invento en la revista académica Science Advances.

 

Hay precedentes de dispositivos termoeléctricos experimentales para llevar puestos, pero el de Xiao es elástico, puede repararse a sí mismo cuando se daña y es totalmente reciclable. Esto último lo convierte en una alternativa más limpia a dispositivos comparables basados en la electrónica tradicional.

 

El nuevo dispositivo es tan resistente como el tejido biológico. Si el dispositivo se rompe, por ejemplo, se pueden juntar los extremos rotos y apretarlos uno contra otro, y volverán a adherirse en pocos minutos.

 

[Img #63296]

Un generador termoeléctrico en forma de anillo que se puede llevar puesto en un dedo. (Foto: Xiao Lab)

 

Y cuando el dispositivo ya no pueda volver a repararse, el usuario puede sumergirlo en una solución especial que separará los componentes electrónicos y disolverá la base de poliimina: todos y cada uno de esos ingredientes pueden reutilizarse.

 

«Intentamos que nuestros dispositivos sean lo más baratos y fiables posible, y que tengan un impacto en el medio ambiente lo más cercano posible a cero», afirma Xiao.

 

Aunque todavía hay que resolver algunos problemas de diseño, Xiao cree que la nueva gama de dispositivos podría aparecer en el mercado dentro de cinco o diez años. (Fuente: NCYT de Amazings)

 

Copyright © 1996-2020 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.

Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 – Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.

Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. La reproducción está permitida solo si se incluye el crédito de la fuente (NCYT Amazings) y un enlace dofollow hacia la noticia original.

Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.