Según el estudio, antes de entrar en estado de senescencia, las células reducen la producción de las moléculas que conforman el ADN, los nucleótidos.