La tecnología Nano Textil impide el crecimiento permanente de bacterias en fibras naturales y sintéticas. Previniendo de esta manera la propagación de infecciones adquiridas en el hospital, reduciendo la contaminación cruzada entre pacientes y personal médico, ayudando a reducir las infecciones secundarias.

Cualquier textil confeccionado: se transforma en uno antibacteriano mediante la incorporación de óxido de zinc (ZnO) nano partículas sobre la tela. ZnO es conocida por sus propiedades antibacterianas y ha sido aprobado por la FDA como seguros. Las nano partículas de ZnO erradican las bacterias resistentes a los antibióticos.

Las infecciones bacterianas adquiridas durante la hospitalización son una causa importante de enfermedad y muerte. La Organización Mundial de la Salud ha estimado que más de 500 millones de personas en todo el mundo son infectadas durante la hospitalización, un alto porcentaje de los cuales son causados por bacterias altamente resistentes, tales como MRSA. Estas infecciones no sólo tienen un saldo de aproximadamente 14 millones de vidas en todo el mundo por año, sino también suponen una carga económica significativa por el aumento de la hospitalización por ocho días en promedio por paciente afectado. Los costos hospitalarios relacionados sólo en Europa se estiman en $ 12 mil millones por año.

La nueva tecnología que ha sido patentada en los EE.UU. e Israel y que está pendiente de aprobación en Europa y Asia, fue desarrollado por el Prof. Aharon Gedanken del Departamento de Química de la Universidad Bar-Ilan, con una financiación de 12 millones de € por uno de los programas de investigación de la Unión Europea.

La tecnología se basa en el uso de sonoquímica, un método para recubrir superficies con nano partículas. Durante este proceso, las moléculas experimentan una reacción química debido a la aplicación potente de radiación de ultrasonido. Las nano partículas de ZnO recién formadas se lanzan sobre los textiles a una alta velocidad de tal manera que se adhieren fuertemente a las superficies.

Las telas pueden soportar hasta 65 ciclos de lavado a 92 ° C y hasta 100 ciclos de lavado a 75 ° C, mucho más allá de los requisitos de la norma de instalaciones médicas, sin perder sus propiedades antibacterianas.
“En un hospital, nuestra tecnología se puede utilizar para la inserción de características anti-bacterianas en los uniformes del personal, en pijamas de los pacientes, ropa de cama, mantas y cortinas, con el fin de reducir significativamente la mortalidad y paralelamente reducir los costos de hospitalización” dijo Gedanken
El potencial de la tecnología de tejido antibacteriano llega mucho más allá de las aplicaciones médicas y es relevante para una variedad de industrias, incluyendo aviones, trenes, coches de lujo, ropa de bebé, ropa deportiva, ropa interior, los restaurantes y hoteles.

Fuente: http://itongadol.com/noticias/val/97703/profesor-de-la-facultad-de-quimica-de-la-universidad-bar-ilan-desarrolla-una-tecnologia-nano-textil-para-ayudar-a-reconocer-tela-antibacteriana.html