El consumo de aceite de oliva beneficia la calidad de vida de pacientes con fibromialgia, gracias a que disminuye la oxidación de lípidos, de proteínas y ADN. Este trabajo, realizado por investigadores de las universidades de Granada y Jaén, ha sido premiado por la Sociedad Andaluza de Nutrición y Dietética. 

El equipo multidisciplinar, formado por personal de los Departamentos de Ciencias de la Salud, Psicología y Biología Experimental de la UJA y al Departamento de Biología Celular de la UGR, analizó la influencia que tienen distintos aceites de oliva, con diferente composición en antioxidantes, en el estrés oxidativo que subyace en la etiopatogenia de la Fibromialgia (FM). Este trabajo se enmarca dentro de en un Proyecto de Investigación financiado por la convocatoria de Proyectos de Excelencia de la Junta de Andalucía.

El grupo formado por Alma Rus, Francisco Molina, Manuel Miguel Ramos, María José Martínez y María Luisa del Moral, investigadora principal del estudio, pudo realizar este trabajo gracias a la inestimable participación de la Asociación de Fibromialgia de Jaén, AFIXA.

El estudio, publicado en la revista ‘Biological Research Nursing’, muestra que el consumo de aceite de oliva virgen extra ecológico, rico en antioxidantes, disminuye tanto la oxidación de lípidos como la de proteínas y ADN en pacientes con FM. Por otro lado, las pacientes que consumieron este aceite de oliva rico en antioxidantes mejoraron su sintomatología, tanto su capacidad funcional en la realización de actividades cotidianas como su estado de salud mental percibido.

La nutricionista y endocrinóloga María José Martínez, del Departamento de Ciencias de la Salud de la UJA y facultativa de la Unidad de Gestión Clínica de Endocrinología y Nutrición del Complejo hospitalario de Jaén, ha señalado que “nos queda aún bastante tiempo para demostrar todas las bondades de nuestro ‘oro virgen’ sobre la salud, pero ya hemos podido sacar unas primeras conclusiones que son muy interesantes y demuestran que supone numerosas ventajas con respecto al resto de grasas, sobre todo las animales”.

Por otro lado, María Luisa del Moral Leal, del Departamento de Biología Experimental de la UJA, destacó la buena disposición de las pacientes con fibromialgia de la Asociación AFIXA para participar en el estudio. “Son un colectivo muy implicado en la investigación porque son conscientes de lo necesario que es investigar en fibromialgia para poder dar una solución a este problema de salud. Sólo puedo agradecer de corazón a AFIXA, a su equipo directivo con su presidenta Maribel Garrido a la cabeza y a todos los miembros de la asociación el tiempo y esfuerzo que han realizado para que este proyecto haya salido adelante”.